Al cumplir su primer año él bebe se encuentra en pleno auge de sensaciones y emociones. Muchos padres pueden encontrarse curiosos a la vez que ansiosos frente a esta nueva etapa llena de experiencias y aprendizajes por vivir. En esta ocasión les hablaremos de la estimulación del bebé en el periodo que comprende de los 12 a los 24 meses de edad ó el primer cumpleaños del bebé, para ello ejemplificaremos desde tres grandes e importantes dominios (físico, cognitivo, y lingüístico) lo que el bebé debe ser capaz de hacer y como partiendo de lo que puede hacer vamos a apoyar y reforzar su aprendizaje.

En el primer semestre posterior a cumplir su primer año se espera que en el ámbito físico él bebe: aumente tanto su peso como su talla, comience sus primeros pasos, sea capaz de usar la cuchara, beber de una taza, manipular objetos pequeños con mayor precisión, quitarse el sombrero, los calcetines y los zapatos. Durante el segundo semestre se espera que el bebé corra, salte y trepe por algunas superficies, colabore en su vestuario y forme una torre de 4 bloques. Como vemos hay una gran cantidad de energía física que puede jugar a nuestro favor al momento de estimular, podemos acompañarlo en la exploración del ambiente que lo rodea, mostrándole objetos ocultos u ocultando objetos y animandolo a que los busque. Luego de jugar podemos crear actividades en las cuales en compañía de nosotros, los padres, ordenemos el espacio o cuarto de juego, de esta manera él bebe va a crear rutinas de organización y aseo. Utilicemos las pelotas y objetos livianos para fortalecer su motricidad, equilibrio y fuerza muscular mediante juegos de lanzar, sujetar, apretar, armar y arrastrar.

En el dominio cognitivo, vamos a observar un mejor dominio de la causalidad de los eventos así como una mejor atención sostenida, lo cual abrirá una gama de actividades en las cuales se espera que el bebe esté atento y centrado en una sola actividad. Otro de lo logros durante este periodo será la capacidad de agrupar y clasificar objetos y juguetes por sus características mas salientes. Su capacidad de recordar persona, lugares y objetos aumentará considerablemente. Entonces, las actividades de estimulación podrán ser muy variadas, desde jugar escondites hasta simular laboratorios en los cuales el bebé experimente los cambios en la materia y las consecuencias directas de los eventos. Una gran idea para esto es la cocina, obviamente evitando los g¡fogones o las sustancias calientes, lo mejor es ayudarle a mezclar harina, romper huevos, amasar, revolver, e identificar lo que sucede con las sustancias luego de ir a refrigerador o al horno. Aprovechando que su memoria es mas amplia y capaz de retener podemos fometar actividades en la cuales el bebe deba recordar objetos, lugares y personas conocidas y cercanas como tios, abuelos, o hermanos.

El lenguaje irá muy de la mano con la cognición. Durante esta etapa los bebes emitirán sus primeras palabras, cortas y generalmente con silabas repetias tales como mama, papa, dada y pasaran paulatinamente a mami, camión, perrito y otras mas no sin antes omitir algunas consonantes por lo cual escucharemos palabras como calo en vez de carro o amión en vez de camión, debemos estar pendientes a nuestra pronunciación ya que es de allí donde él bebe imitara las palabras que va aprendiendo. Es este el momento en que el bebe aprenderá los guiones y parámetros de una conversación, el dar y tomar la palabra son básicos en el aprendizaje del lenguaje por esto hablar con el, darle la palabra y esperar turnos para conversar será una actividad enriquecedora. Algunas investigaciones han confirmado que el aprendizaje del lenguaje es contextual y se da en el contacto directo entre el o la cuidador/a y el bebe, los gestos, tonos y el afecto son fundamentales en este proceso por eso lo mejor es evitar dejar al bebe solo con grabaciones y/o videos. Aunque inicialmente pueda ser normal que el bebé omita algunas consonantes como la “r” ,“c”, “b” nuestra tarea consiste en corregir de manera constante, no violenta ni ultrajante, de manera que el bebé busque paulatinamente los sonidos faltantes. De no ser así debemos consultar con un profesional de lenguaje. Nol olvidemos la lectura, ya que no solo estimularemos su lenguaje sino también las prácticas que giran en torno a los libros, pasar las páginas, identificar personajes, letras y palabras, la lectura compartida reforzará además un vinculo afectivo importante entre él bebe y su cuidador.

Por último no olvidemos que el acompañamiento integral, afectivo, cognitivo y físico es crucial durante el crecimiento pero no lo es menos enseñar al bebe valores y normas que le servirán mas adelante para su vida, enseñemos normas de transito, respeto hacia los demás, respeto hacia ellos mismos y muy importante, el cuidado a la naturaleza y el ambiente que nos rodea.

 

Fuente: Marcus, D. L., Mulrine, A., Wong, K., & Lackaff, D. (1999). How Kids Learn. (Cover story). [Article]. U.S. News & World Report, 127(10), 44.

Leave Your Reply